Enfoque pedagógico

En los primeros seis años de vida se construyen las bases de la formación de todos los seres humanos, por esto es tan importante saber elegir el primer espacio educativo para un niñ@.

El Jardín Infantil debe ofrecer al niñ@ los estímulos para desarrollar herramientas de pensamiento, lenguaje, sociales y psicomotoras, que le permitan acceder a los diversos aprendizajes, en esto está el énfasis de la propuesta de Maromas.

Los aprendizajes deben estar cargados de significado, tienen que hacer parte de un contexto y ser pertinentes a la etapa de desarrollo del niñ@; es por esto que respaldamos las políticas de Primera Infancia que son contundentes en cuanto a que las letras, los números, las operaciones matemáticas, sólo deben enseñarse cuando el niñ@ ingresa a la educación formal, la razón es sencilla: “no es pertinente en la etapa inicial”, el cerebro del niñ@ no está en capacidad de procesar estos contenidos y por tanto pierden todo el sentido, el encanto que debería tener.

Maromas hace un acompañamiento personalizado respetando los procesos individuales, cada niñ@ es un ser único y merece ser tratado como tal. Así mismo, es un ser integral y por tanto el apoyo que necesita en esta etapa debe ser el resultado de un trabajo interdisciplinario, varios profesionales de distintas áreas trabajando en favor de su adecuado desarrollo.